Blog - Aceros Levinson

Partículas Magnéticas

Las pruebas no destructivas como la de partículas magnéticas está diseñada para ser rápida y confiable. Equipos como el yugo magnético son versátiles y duraderos en entornos industriales, cuentan con diversas salidas como CD y CA de onda media y completa.

Esta prueba permite detectar discontinuidades superficiales y subsuperficiales en materiales ferromagnéticos, que puedan dar lugar a futuras fallas de los mismos.

La aplicación del ensayo de partículas magnéticas consiste básicamente en magnetizar la pieza a inspeccionar, aplicar las partículas magnéticas y evaluar las indicaciones producidas por la agrupación de las partículas en ciertos puntos. Este proceso varía según los materiales que se usen, los defectos a buscar y las condiciones físicas del objeto de inspección.

 

USOS

Se utilizan cuando se requiere una inspección más rápida que la que se logra con otras pruebas tales como líquidos penetrantes.

Este método se utiliza solamente en materiales ferromagnéticos como el hierro, cobalto o níquel. Debido a su baja permeabilidad magnética, no se aplica ni en los materiales paramagnéticos como el aluminio, titanio o platino ni en los diamagnéticos como el cobre, plata, estaño o zinc.

Los defectos que se pueden detectar son únicamente aquellos que están en la superficie o poca profundidad. Cuanto menor sea el tamaño del defecto menor será la profundidad a la que podrá ser detectado.

 

TAMAÑO, FORMA Y APLICACIÓN DE LAS PARTÍCULAS

Las partículas magnétizables deben ser de pequeño tamaño para que tengan buena resolución, es decir, para que detecten defectos pequeños o profundos. Esto se debe a que cuanto mayor sea el tamaño de la partícula, mayor será el campo necesario para girarla. Sin embargo, no deben ser demasiado pequeñas para que no se acumulen en las irregularidades de la superficie, lo que ocasionaría lecturas erróneas. Por ello, lo habitual es combinar en mismo ensayo partículas pequeñas (de entre 1 μm y 60 μm) y grandes (desde 60 μm hasta 150 μm).

Como ya se ha dicho, las partículas magnétizables se pueden aplicar en forma de polvo o en suspensión en un líquido. En este último caso, el líquido empleado puede ser: querosene,agua o aceite, entre otros.

 

MATERIALES

Los materiales se clasifican en:

  • Diamagnéticos:Son levemente repelidos por un campo magnético, se magnetizan pobremente.
  • Paramagnéticos:Son levemente atraídos por un campo magnético, No se magnetizan.
  • Ferromagnéticos:Son fácilmente atraídos por un campo magnético, se magnetizan fácilmente.

Tipos de discontinuidades:

  • Superficiales
  • Subsuperficiales (muy cercanas a la superficie) Poros, grietas, rechupes, traslapes, costuras, laminaciones, etc.

 

Ventajas

  • Se puede inspeccionar las piezas en serie obteniéndose durante el proceso, resultados seguros e inmediatos.
  • La inspección es más rápida que los líquidos penetrantes y más económicos.
  • Equipo relativamente simple, provisto de controles para ajustar la corriente, y un amperímetro visible, conectores para HWDC, FWDC y AC.
  • Portabilidad y adaptabilidad a muestras pequeñas o grandes.
  • Requiere menor limpieza que Líquidos Penetrantes.
  • Detecta tanto discontinuidades superficiales y subsuperficiales.
  • Las indicaciones son producidas directamente en la superficie de la pieza, indicando la longitud, localización, tamaño y forma de las discontinuidades.
  • El equipo no requiere de un mantenimiento extensivo.
  • Mejor examinación de las discontinuidades que se encuentran llenas de carbón, escorias u otros contaminantes y que no pueden ser detectadas con una inspección por Líquidos Penetrantes.

 

Desventajas

  • Es aplicable solamente a materiales ferromagnéticos; en soldadura, el metal depositado debe ser también ferromagnético.
  • Requiere de una fuente de poder.
  • Utiliza partículas de fierro con criba de 100 mallas (0.0059 in).
  • No detectará discontinuidades que se encuentren en profundidades mayores de 1/4″.
  • La detección de una discontinuidad dependerá de muchas variables, tales como la permeabilidad del material, tipo, localización y orientación de la discontinuidad, cantidad y tipo de corriente magnetizante empleada, tipo de partículas, etc.
  • La aplicación del método en el campo es de mayor costo.
  • La rugosidad superficial puede distorsionar las líneas de flujo.
  • Se requieren dos o más inspecciones secuenciales con diferentes magnetizaciones.
  • Generalmente después de la inspección se requiere de una desmagnetización.
  • Debe tenerse cuidado en evitar quemadas por arco eléctrico en la superficie de la pieza con la técnica de puntas de contacto.

 

Método de ensayo: El ensayo debe desarrollarse usando el método continuo; esto significa que la corriente de magnetización debe permanecer mientras las partículas son aplicadas a la superficie de la pieza y mientras el exceso de partículas esté siendo removido.

Dirección de Magnetización: Al menos dos inspecciones separadas deben realizarse en cada pieza o área de ensayo. La segunda inspección debe ser con las líneas de flujo magnético perpendiculares a la realizada en la primera inspección en la misma área.

  • © 2019 Aceros Levinson