Blog - Aceros Levinson

Fundiciones nodulares austempladas (ADI) / DURABAR

Las barras de hierros nodulares se tratan fundamentalmente para crear microestructuras, y sus propiedades mecánicas asociadas, que no se obtienen fácilmente tal cual coladas. Los tratamientos más importantes y sus propósitos, son:

 

  • Alivio de tensiones, un tratamiento de baja temperatura para reducir o eliminar tensiones internas remanentes de la colada.
  • Recocido, para mejorar la ductilidad y tenacidad, para reducir la dureza y eliminar carburos.
  • Normalizado, para aumentar la resistencia con algo de ductilidad.
  • Temple y revenido, para incrementar la dureza o mejorar la resistencia y aumentar el límite elástico.
  • Austempering, para obtener una estructura de alta resistencia, con alguna ductilidad y buena resistencia al desgaste.
  • Endurecimiento superficial, por inducción, llama o láser, para producir una superficie dura localmente resistente al desgaste. Las microestructuras obtenidas por estos tratamientos pueden dividirse en dos grandes categorías:
    1. Aquellas en las que la fase matriz es mayoritariamente la termodinámicamente estable estructura BCC (ferrita); usualmente se obtienen por los procesos de recocido, normalizado, normalizado y revenido, o temple y revenido.
    2. Aquellas con una fase matriz FCC (austenita) metaestable; se obtienen por austempering, un proceso de reacción isotérmica del que resulta un producto denominado “fundición nodular austemplada”, ADI. (AUSTEMPERING DUCTIL IRON)

 

  • © 2018 Aceros Levinson